Una historia recientemente conocida por la BCC detalla la forma en que murió un niño de apenas de 2 años, por cuenta de su padre, quien no fue a la cárcel sino su pareja.

El caso ocurrió en Oklahoma a inicios de 2020, cuando la madre del menor, Rebecca Hogue, llegó de su trabajo a su casa en horas de la noche directo a dormir tras un turno de 12 horas.

Al día siguiente, cuando su novio ya se había ido a trabajar, Rebecca fue a buscar a su hijo, Jeremiah “Ryder” Johnson, quien no respiraba.

Ante la angustia, la madre llamó a emergencias y al llegar a su residencia le practicaron una reanimación cardiopulmonar, lamentablemente el pequeño nunca despertó.

Te puede interesar: Trágico accidente de un niño de 12 años que manejaba un carro y se estrelló contra un camión

La escena parecía fuera de la realidad, ya que el padre del menor, Christopher Trent, había salido temprano para el trabajo y nadie entró a la casa después de eso.

Sin embargo, cuando el cuerpo del Ryder fue llevado a la morgue de un hospital en Oklahoma, forenses identificaron la verdadera razón de la muerte del pequeño.

Se trataba de un fuerte traumatismo que sufrió el pequeño tras un golpe con un objeto contundente.

Previamente, Rebecca intentó comunicarse con Christopher, pero este nunca le contestó, a tal punto que nunca apareció para el sepelio de su propio hijo.

Mira además: Tragedia familiar: hombre asesinó a su hermano por error cuando intentó matar a un oso

Cuatro días después de una intensa búsqueda de las autoridades, el cuerpo de Christopher Trent apareció en una las montañas de Wichita.

El hombre se suicidó, según los forenses que analizaron el cuerpo del padre del pequeño Ryder.

Con la muerte de “Chris” la investigación se centró en Rebecca Hogue, de 29 años, quien fue acusada de asesinato en primer grado.

La razón, en Oklahoma, Estados Unidos, los padres que no protegen a sus hijos del abuso infantil pueden ser acusados por los mismos delitos del victimario.

Mira también: El peligro que representa el “peegasm”, el orgasmo al vaciar la vejiga

Tras una larga investigación y varias audiencias, Hogue fue declarada responsable por el asesinato de su hijo, aunque las pruebas señalan a Christopher Trent como el agresor de Ryder.

Pese a esto, Hogue enfrenta ahora una posible condena a cadena perpetua, con una posible libertad condicional sólo después de cumplir los 38 años.

La defensa Hogue le apuesta a lograr una sentencia sin que ella vaya a la cárcel, pero el veredicto final aún está en manos de un juez de Oklahoma.