Más de 500 estudiantes de primaria y preescolar de la institución educativa Carrizal en Barranquilla, no recibieron clases el día de hoy. Los padres de familia se tomaron la sede del colegio en señal de protesta porque consideran que la infraestructura del plantel pone en riesgo la vida de los estudiantes.

En el suelo los estudiantes de la sede II de la institución tienen que almorzar porque en el plantel educativo solo hay dos mesas y ocho sillas para los 500 estudiantes.

Joselyn Sarmiento, madre de familia, indicó que “nuestros niños tirados en el suelo desayunan y almuerzan, no es justo, pasan unos encima de los otros y se tumban la comida, todo se moja cuando llueve”.

Los padres exigen mejores condiciones para que sus hijos reciban clases.

 Candelaria Rodríguez, madre de familia, añadió que “no tenemos paredes, no tenemos techos ni baños. Los niños no tienen una recreación buena”.

Jorge Noguera, líder social, aseguró que “las condiciones no son dignas y le hemos solicitado al Distrito, en reiteradas oportunidades, a que se pronuncien y le den soluciones a estos niños”.

Los padres se tomaron la sede del colegio y alertaron a las autoridades que no iniciarán clases hasta que no les solucionen el problema.