Cataluña tiene el 16 por ciento de la población española, su economía le aporta al país el 8 por ciento de su producto interno  y una de cada tres firmas exportadoras tienen sede en la región autonómica.

Pero la principal baja de España si Cataluña se separa, sería la pérdida del principal puerto ibérico que es la misma Barcelona.

Los españoles salieron para decirle a Cataluña que la entienden en su indignación frente a la represión policial y que mejor no se vayan.

Noticias UNO