Al menos cinco muertos deja el impacto del Huracán Florence que golpea con furia la costa este de Estados Unidos.

Carolina del Norte, en Estados Unidos, recibió la feroz tormenta tropical Florence, que tocó tierra como huracán de categoría 1, cerca de Wrightsville Beach, a las 7:15 hora local, con vientos de 154 kilómetros por hora.

Su feroz paso deja víctimas mortales, decenas de heridos, catastróficas inundaciones y cuantiosos daños materiales. Más de 600 mil hogares están sin electricidad.

“La tormenta va a continuar su violenta trayectoria en todo nuestro estado durante días, y será un gran evento en el interior del país. Para aquellos que estén en el camino de la tormenta, si me pueden escuchar, por favor permanezcan protegidos en su lugar. No salgan en la tormenta”, sostuvo Roy Cooper, gobernador de Carolina del Norte.

Los albergues temporales atienden a cerca de 26 mil refugiados, y las autoridades activaron los operativos de rescate de quienes permanecen atrapados en medio de las inundaciones porque no atendieron la orden de evacuación que fue emitida para más de un millón de habitantes.

La peor amenaza: la marejada ciclónica, ya es una realidad y está ocasionando daños devastadores, este fenómeno ocurre porque la potencia de los vientos del huracán empuja el agua del océano y hace que esta se eleve por encima del nivel normal.

La altura y la fuerza de las olas son comparables a las de un tsunami.
Publicidad

Florence, que se degradó a tormenta tropical, se mantiene como un fenómeno meteorológico “extremadamente peligroso” y se prevé que avance hacia Carolina del Sur, Virginia, Maryland y Washington D.C.