Durante su visita en Villavicencio el papa Francisco oró ante la Cruz de la Reconciliación Nacional por todas las víctimas del conflicto armado del país.

Este importante acto estuvo acompañado por cerca de 400 personas, el presidente Juan Manuel Santos y su esposa María Clemencia Rodríguez.

Posteriormente, el papa sembró un árbol de lo que será el Bosque de la Reconciliación y la Paz en homenaje a las víctimas.

Después de esto, el sumo pontífice entregó a tres niños un rosario y bendijo a las personas que estaban a su alrededor, que no se cansaban de corear «bendición, bendición».

Publicidad

Finalmente, el papa Francisco se dirigió hacia el aeropuerto de Apiay para terminar este viaje con rumbo hacia Bogotá.