La Policía española capturó a una pareja que esperaba comprar un bebé por Internet… El niño nació de una inmigrante, víctima de una red de trata de blancas, y pudo salvarse porque la madre denunció el caso antes de que el bebé saliera de la clínica.

Las autoridades españolas detuvieron a una pareja radicada en la provincia de Córdoba, por participar presuntamente en la compra de un bebe recién nacido.

Una inmigrante de apenas 18 años denunció ante una comisaría al padre del pequeño quien la coaccionaba para prostituirse y al mismo tiempo para vender al pequeño en dos mil euros.

Los detenidos, cuyas identidades no han sido entregadas por la policía, ya habían pagado la mitad del dinero, y adelantado una serie de trámites en las últimas semanas en una clínica local para que la joven fuera atendida con falsas identidades y de esa manera facilitar los trámites legales de registro del infante quien aparentaría ser su sobrino.

Mientras continúan los operativos para dar con el paradero del padre del pequeño para que rinda explicaciones sobre las acusaciones, la madre dio a luz en un centro asistencial de gobierno sin inconvenientes.