El departamento de Nariño ha sido uno de los más golpeados por el paro indígena del Cauca, lo que dificulta la salida de productos agrícolas al resto del país generando pérdidas millonarias.

La compleja situación podría conllevar al desabastecimiento de insumos médicos, por lo cual, el departamento de Nariño puso en marcha un plan de contingencia para abastecerse por medio aéreo, marítimo y haciendo uso del corredor humanitaria vía terrestre.

Bernardo Ocampo, director del Instituto Departamental de Salud, aseguró que “las autoridades tienen como prioridad garantizar la vida y la salud de pacientes que en este momento requieren medicamentos, por lo que se ha declarado una alerta amarilla en el sector médico”.

Desde ya avanzan en la aplicación de estrategias que permitan abastecer con insumos médicos entre ellos oxígeno y evitar dolores de cabeza en la región.