El Partido de los Trabajadores (PT), la formación liderada por el expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva, pidió este lunes la liberación «inmediata» de Julian Assange, y señaló que su condición de preso está presionada por los gobiernos de Donald Trump y del ecuatoriano Lenin Moreno.

El activista y fundador de WikiLeaks está detenido en Londres a la espera de su juicio de extradición a Estados Unidos, que le requiere por la filtración de miles de documentos confidenciales.

Assange estuvo refugiado en la embajada ecuatoriana cerca de siete años, hasta que fue detenido en abril del año pasado, luego de que Ecuador le retirara la protección diplomática.

Para la formación que lidera Lula, la detención del activista es un acto «autoritario» que atenta contra la libertad de información, que se dio por la «fuerte presión» del Gobierno de Trump y de una acto del presidente ecuatoriano que va en contra de las convenciones internacionales relacionadas con la protección de asilados y refugiados políticos.

«Por medio de WikiLeaks, Assange dio una luz sobre casos de crímenes de guerra, violación de derechos internacionales y espionaje del gobierno de los Estados Unidos», señala la nota publicada por el mayor partido de izquierda de Latinoamérica.

El Partido de Lula recordó que entre las revelaciones dadas a conocer por el activista también salió a relucir el espionaje estadounidense a la expresidenta de Brasil Dilma Rousseff y la responsabilidad de los Estados Unidos en «desestabilizar regímenes y gobiernos».

Asimismo, insistió en que las consecuencias de los «espionajes» revelados por Assange se perciben «especialmente» en los países latinoamericanos donde varias democracias fueron «agredidas» y «corrompidas» por las manipulaciones realizadas con fines políticos a través de las nuevas tecnologías y la difusión de «fake news» (noticias falsas).

«Defendemos a Julian Assange por nuestro profundo compromiso con la defensa de la libertad de información y de prensa, y de los principios esenciales de la propia democracia», concluye el pronunciamiento del PT.