[powr-popup id=94b87a1e_1475092388]

A las cuatro de la mañana del 24 de septiembre el patrullero que confesó ante un juez su papel en el montaje contra el artista callejero Diego Felipe Becerra, se salvó de un atentado en su propia casa.

La policía dice que se pronunciará cuando avance la investigación y la familia de Becerra dice que los copartícipes del montaje en libertad son un peligro para las investigaciones del caso.


Publicidad