En el concejo de Bogotá se armó la gritería de curul a curul cuando se iba a decidir si se le aceptaba una licencia o se reemplazaba la curul de Juan José Rodríguez detenido por el carrusel de la contratación. Angélica Lozano le dio a Orlando Parada, Nely Patricia Mosquera defendió a Parada… Fernando Cepeda le gritó a Carlos Vicente de Roux y al final no decidieron nada.

La votación sobre el impedimento de la presidenta del Concejo para decidir el futuro de la curul del concejal José juan Rodríguez, detenido por el carrusel de la contratación, comenzó con una accidentada sesión llena de improperios y ataques entre algunos concejales.

Una vez se resolvió el impedimento de la presidenta del Concejo se conocieron los votos: “18 votos por el sí y 13 por el no”.

Varios concejales cazaron peleas.

“Le quiero decir colega Orlando Parada que usted tiene un conflicto de intereses… Para nadie es un secreto que su silla puede estar vacía muy pronto. Que usted puede ser sujeto de una medida de aseguramiento”.

La concejal Nelly Patricia Mosquera, de la bancada de Parada, respondió: “Yo le pido respete al concejal Orlando parada y no actúe como juez y no desinforme a la ciudad”.

Parada también intervino: “Hasta su Señora ha terminado mencionada”

La concejal Mosquera volvió a arremeter contra su colega Progresista: “Venir a decir aquí que somos cómplices, que nos hemos tapado con la cobija de… Eso es irrespetar a los colegas. A mi me respetan y respetan a mi bancada”.

Otra pelea siguió entre el concejal Darío Cepeda y Carlos Vicente De Roux, luego de que De Roux le dijera a su colega que fuera serio.

“Yo no sé cuál es la dosimetría en tu real saber y entender de cuál es la seriedad. Es decir cuando es serio uno cuando está a favor de la administración”.

Luego de 3 horas de discusiones y de agresiones verbales se levantó la sesión sin que se tomaran decisiones.