El presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, viajó a Jojutla, uno de los municipios más afectados por el terremoto que ayer sacudió con violencia el centro del país y ha dejado un saldo preliminar de 225 muertos.

El gobernador del estado de Morelos, Graco Ramírez, informó a través de Twitter de la llegada del mandatario a Jojutla «para apoyar a los damnificados por el sismo» en esa zona del país, donde se localizó el epicentro del terremoto de magnitud 7,1 en la escala de Richter.

Ramírez decretó hoy cinco días de luto en Morelos, un estado que reporta 69 fallecidos, según el gobernador, aunque las autoridades federales dan cuenta de 71.

«Hemos comenzado a dar paso a maquinaria para remover escombros en los municipios», afirmó Ramírez, quien dijo que una vez terminada la evaluación de daños y el censo de damnificados, el estado se concentrará en la reconstrucción de las viviendas.

REDACCIÓN INTERNET – CM&