Los policías que atacaron a un reportero de Citytv por grabarlos ya están por fuera de la Policía pero no de las redes sociales. El periodista sigue recibiendo amenazas de muerte.

Ellos hacían parte de los asignados la vigilancia en el sector del Bronx y están siendo investigados por narcotráfico pero aún en libertad.