A través de redes sociales el patrullero Gabriel Guerrero, compartió una tierna historia con una gran moraleja.

En Ubaté – Cundinamarca, el patrullero Guerrero junto a su compañero se encontraban haciendo rondas, y al pasar por uno de los barrios del municipio, se percataron de un joven que estaba tirado en el suelo con un perro haciéndole compañía.

Le puede interesar: “El que es perro, siempre es perro”: cantante le tira duro vainazo a Jessi Uribe por Sandra Barrios

“Creímos que estaba lesionado, pero al verificar detalladamente, evidenciamos que se había quedado dormido frente a su lugar de residencia, producto de la ingesta de alcohol”, afirma Guerrero.

En la publicación se cuenta como el perrito se acostaba sobre el hombre para protegerlo del frio y así mismo para evitar que los policías lo tocaran, ya que al intentar levantar al joven, el canino ser tornaba agresivo y no permitía que lo tocaran.

Le puede interesar: ¡Qué transformación! Las fotos reales de cuando Nicolás de Zubiría tenía pelo

“Luego de 15 minutos de golpear en la casa, despertaron para abrir la puerta, luego de que abrieran la felicidad del canino era evidente”.

Por ultimo Gabriel Guerrero cerró la historia con una moraleja para todos aquellos que se “pasen de copas”.

“Si vas a tomar no manejes, y si vas a tomar hasta caerte de la borrachera lleva a tu mejor amigo, un fiel perro”.