Un pastor evangélico congregó a sus fieles en pleno estado de emergencia, con el argumento de que así iban a «acabar» con el coronavirus.

El caso sucedió en la región de Ucayali (Perú), donde este hombre le pidió a cientos de feligreses que se reunieran, desacatando las recomendaciones de aislamiento de las autoridades de salud.

Al escuchar los cánticos, los vecinos del sector denunciaron al sujeto ante la policía peruana, quienes encontraron a los fieles hacinados mientras oraban con la presencia de niños y adultos mayores.

Por supuesto, las autoridades capturaron al líder religioso por violar la medida de aislamiento obligatorio, que busca aplanar la curva de contagios con COVID-19.

Hasta el momento, en Perú se han registrado 2.954 casos de personas infectadas y 107 fallecidos por el peligroso coronavirus.