La defensa de una de las víctimas pidió ahondar en las investigaciones sobre la empresa para la cual laboraba alias ‘El Mono’, hoy prófugo de la justicia.

Al mismo tiempo a Juan Carlos Loaiza, capturado el 28 de agosto por su presunta participación en la masacre de Llano Verde, teniendo en cuenta que al parecer estaría involucrada en negocios con organizaciones armadas ilegales.

Lea también: En Corte Suprema, Iván Cepeda radica recusación contra el fiscal Barbosa

«La empresa Control Interno SAS dónde laboraban los dos implicados se denominaba antes Búho Servicios SAS, estaba según la Fiscalía al servicio de una disidencia de las Farc, esa empresa desapareció en enero de 2019», indicó el abogado de una de las víctimas, Elmer Montaña.

El abogado también asegura, que es necesario que la Fiscalía recaude más pruebas antes del juicio final.

«Si el juicio fuera mañana y la Fiscalía ofreciera los elementos de prueba y mostrara lo que presentó en la imputación de cargos perdería el juicio, creemos que se capturó para investigar y no investigar para capturar», agregó Montaña.

También puede leer: Se pronuncia el expresidente Uribe tras paso de su proceso a la Fiscalía

Publicidad

Entretanto la Policía aumentó la recompensa a $50 millones por información que permita capturar a Gabriel Alejandro Bejarano, alias ‘El Mono’.

«Se han realizado actividades de ubicación y allanamiento, personas han llamado a la línea de la Fiscalía General de la Nación, es un trabajo integrado, sabemos que tiene la fisionomía cambiada», aseguró el director de Seguridad Ciudadana de la Policía, mayor general Jorge Vargas

Los capturados que no aceptaron los cargos imputados por la Fiscalía, permanecen privados de la libertad.