Un ciudadano venezolano de 20 años de edad falleció de un infarto en Timbío, Cauca, cuando viajaba junto a tres de sus compatriotas por la vía Panamericana con rumbo a Perú. La Familia pide ayuda al Gobierno colombiano para repatriar el cuerpo y darle cristiana sepultura en su natal Turén.

Juan Guillermo Sicilia Álvarez, oriundo de Turén, estado de Portuguesa, en Venezuela, falleció en el barrio el Arado, municipio de Timbío, Cauca. Todo indica que se trató de un infarto.

El testigo, Jesusa Agredo, dijo que «uno de los muchachos llamó a pedir auxilio, que se había desmayado uno de ellos y ya la gente salió a mirar y todo, a darle los primeros auxilios».

El joven migrante viajaba en compañía de tres de sus coterráneos, tenían como destino llegar al sur del continente, llevaban varios días caminando y en el momento del deceso habían sido invitados a tomar una taza de café.

«Es trasladado inmediatamente al hospital local y el médico lo declara fallecido. La identificación del paciente es venezolano», indicó el capitán Mario Londoño Rodríguez, subcomandante Bomberos Timbío.

Juan Guillermo y sus compañeros de aventura habían sido recogidos por un tractocamión en el que pensaban llegar hasta la frontera. El cuerpo del joven fue trasladado a Medicina Legal en Popayán.

Otro de los testigos, Luis Eduardo Campo sostuvo que «mi jefe fue a averiguar al hospital y que había tenido un paro cardíaco. Le han dicho en el hospital que ha fallecido y eso se le comunicó a la familia en Venezuela».

Su único hermano también salió de Venezuela y se radicó en Aguazul, Casanare; junto a su madre piden a las autoridades colombianas una ayuda para repatriar el cuerpo y darle el último adiós.