Lizcano, visiblemente cambiado, le habla en el video al presidente Alvaro Uribe y le pide "no poner más obstáculos para las liberaciones y no detenerse en el tema del despeje". y pidió especialmente al gobierno abstenerse de un rescate armado.

 

En la misma prueba el congresista privado de su libertad y en poder de las FARC hace más de 7 años leyó una carta de amor a su esposa y un saludo a sus hijos, uno de ellos Mauricio, hoy Representante a la Cámara por Caldas. La prueba se suma a las gestiones de la senadora por la libertad de los secuestrados.