La Procuraduría General de la Nación profirió pliego de cargos al exdirector general (e) de la Corporación Autónoma Regional de Santander (CAS), Elberth Ardila Ardila, por presuntas irregularidades en la etapa previa y de ejecución de un contrato de obra para el mantenimiento y aislamiento de 677 hectáreas de bosques, por un monto superior a $3.400 millones.

En la misma decisión, se formuló pliego de cargos al exsubdirector de Gestión Ambiental de la misma entidad, Óscar Pereira Rodríguez.

Según la investigación, el contrato se adjudicó sin que contara con una interventoría externa, tal como lo establece la normatividad legal.

Además de esta conducta, se habría pagado el 90 % del valor de la obra sin que se hubiera ejecutado el 50 % de los trabajos, con lo que aparentemente se desconocieron las cláusulas relativas al pago, que establecían que el contratista recibiría el 50 % al inicio de las obras y el saldo restante solo se cancelaría una vez cumpliera con el objeto del contrato.

Para el ente de control, con su proceder los investigados habrían vulnerado los principios de responsabilidad y economía que rigen la contratación estatal, y el de moralidad de la función administrativa, porque aparentemente habrían incumplido sus funciones durante la ejecución de los trabajos, que consistían en la protección y mantenimiento de 203 hectáreas de bosque protector y 474 hectáreas de caucho, ubicadas en jurisdicción de Barrancabermeja.

Publicidad

El Ministerio Público calificó la presunta conducta de Ardila Ardila como una »falta gravísima cometida a título de culpa gravísima», y la de Pereira Rodríguez, como »falta gravísima a título de dolo».