Toda una polémica hay en Cali por la tala de 183 árboles para construir un centro comercial en un lote vendido por la plaza de toros.

Las autoridades ambientales dicen que dieron el permiso por tratarse de especies enfermas que podían erradicarse, pero que deberán ser compensadas. El hecho causó malestar entre la comunidad y ambientalistas.

«Siempre hay posibilidades de darle otro manejo a nuestros planes de una manera respetuosa y no intentar que se acople a nuestros planes, que es lo que está pasando aquí», dijo Terry Hurtado, presidente de la Federación Animal.

«Eso es una atrocidad, necesitamos es sembrar más árboles no cortarlos, eso hay que adjudicárselo a los patriarcas de los concejales de Cali, van a construir ahí en zona de Cali viejo, ya no vamos a tener espacio para nada», señaló José Antonio Torres, habitante de Cali.

Tras las críticas, el Dagma, autoridad ambiental caleña, explicó que el procedimiento contó con permiso, dado que las especies intervenidas estaban en mal estado y la compensación arbórea que tendrá que hacer la empresa, es de al menos $228 millones.

«Eso significa que tendrá que sembrar árboles en una cantidad de 750 u 800 árboles, no hemos determinado bien, árboles mínimos de 250 de altura, mantenimiento de dos años, cosa que nos entreguen árboles ya robustos»

Por su parte, los responsables del proyecto dicen que tienen preparado el plan exigido desde que adquirieron el predio por un valor de $74 mil millones en 2015.

Publicidad

«Queremos adelantar todo un proceso de siembra voluntaria de árboles y entregarle a los caleños más árboles buen estado y sanos para la ciudad», señaló Cristina Serrano, gerente de asuntos corporativos de Mall Plaza.

En el área se construirá un centro comercial que tardará al menos 3 años, tendrá una inversión de cien millones de dólares y generará más de mil doscientos empleos.