La iniciativa de la Alcaldía de Bogotá es poder trasladar habitantes de calle a dos fundaciones ubicadas en los departamentos de Vichada y Chocó, sitios alejados de zonas pobladas.

La estrategia, según el Instituto para la Protección de la Niñez y la Juventud -Idipron-, comprende el traslado de niños y jóvenes a casas campestres para que, en un proceso voluntario que dura entre cuatro y seis meses, se alejen de la ciudad y ello facilite su proceso de formación al margen de entornos de estupefacientes.

El gobernador del Vichada, Carlos Álvarez, aseguró que hay que darles la oportunidad a estos habitantes de calle para que tengan una atención integral.

“Sacar esas personas a la calle es inhumano, si aquí en el departamento del Vichada podemos brindarle algo a los habitantes de calle bienvenido sea. Aquí no va haber ningún problema, ya que es una finca que está a cuatro horas de Puerto Carreño, a cinco horas de Primavera. El Departamento es muy grande, hay oportunidades para todos”, explicó Álvarez.

Publicidad

Por su parte, la alcaldesa de Acandí, Chocó, Lilia Córdoba, destacó que se presentará en Bogotá para que le oficialicen la decisión y para conocer los alcances de dicho traslado. La mandataria chocoana fue enfática al advertir que rechaza cualquier tipo de medida en su municipio y dijo que no se puede decidir desde Bogotá lo que pasa en un municipio chocoano.

“No estoy de acuerdo con que a los habitantes del Bronx los traigan a mi municipio. Le solicito de manera respetuosa al alcalde Peñalosa que reverse sus intenciones de trasladarnos esa problemática tan grave y de peligrosas repercusiones para nuestro territorio”, indicó Córdoba.

El gobernador de Chocó, Jhoany Carlos Alberto Palacios, expresó que conoce del tema por las noticias y asegura que aún no tiene información oficial.