Polémica ha causado el proyecto presentado por el congresista del Partido Liberal, Rodrigo Rojas, para prohibir el ingreso de dispositivos celulares a los colegios y aulas de clase.

El proyecto propone restringir el ingreso de dispositivos móviles a los colegios hasta grado noveno y prohibir su uso en las aulas de clase tanto para alumnos como profesores en los grados de preescolar, básica primaria, secundaria y media.

«Sabemos de las ventajas de la tecnología pero también hemos encontrado que se convierten en un agente distractor que puede afectar el rendimiento académico. También hemos encontrado estudios sobre los efectos en la salud mental y física de los niños y jóvenes, por lo que es necesario limitar su uso», indicó el congresista.

Por su parte, el presidente de la Confederación Nacional de Educación Privada, Manuel Bernal Sánchez, aseguró que los profesores son los responsables del uso de los celulares en el salón de clase y que deben ser ellos quienes eduquen a los niños y jóvenes.

«Los celulares son una gran herramienta tecnológica y no deben ser prohibidos, lo que hay que hacer es enseñarles a los niños y jóvenes cómo se deben utilizar y en qué momento. La responsabilidad es del profesor no del estudiante», sostuvo Manuel Bernal.

El presidente de la Confederación Nacional de Asociaciones de Padres de Familia, Carlos Ballesteros, señaló que está bien restringir el uso del celular hasta cierta edad, pero tampoco prohibirlo del todo.

«Deben haber reglas para el uso de los celulares, por ejemplo, no se debe permitir en el aula de clase pero sí en las áreas comunes y lugares de recreo. Es decir, se necesitan reglas para su uso en los colegios», puntualizó Carlos Ballesteros.