17/11/2017

Aunque se creía que con la creación de la Secretaria de Seguridad el cuestionado Fondo de Vigilancia había dejado de existir, no fue así. Sigue vivo y tendrá más presupuesto el próximo año.

El Distrito solicitó al Concejo recursos por más de $9 mil millones para la entidad que aún está en liquidación pese a que el plazo caducaba en septiembre de este año.

Para el 2017 se asignaron más de $3 mil millones para concluir el proceso de supresión pero parece que no fueron suficientes. Con sorpresa, en el presupuesto para el 2018, la administración pidió $9.754.600.000 millones más para el mismo propósito.

Publicidad

“Es absurdo que el Distrito pida 67% más de presupuesto para el polémico Fondo de Vigilancia y Seguridad cuando ya había solicitado recursos para liquidarlo, además, esta entidad debió desaparecer a más tardar en septiembre de este año, según plazo otorgado por el Concejo”, aseguró Daniel Palacios, concejal de Bogotá.

A través de un decreto, la administración prolongó un año más la vida del cuestionado FVS, ahora y por razones desconocidas tendrán plazo hasta diciembre del 2018 para liquidarlo. 

En el 2016 se ordenó supresión del Fondo de Vigilancia,  entidad que por años fue la caja menor de sectores políticos y contratistas, fue celebre por dejar obras inconclusas como el comando de la policía de Bogotá, por compras inútiles como las motos eléctricas para la policía y las cámaras  de reconocimiento facial de TransMilenio.

Diana Giraldo – CM&