El dinero fue hallado en una caja fuerte y pertenece a la empresa captadora de dinero DRFE. El nuevo superintendente financiero, Roberto Borrás, aseguró que el dinero será reembolsado a los ahorradores víctimas de estafa.

La información que llevó a la policía a encontrar el dinero, fue entregada por la propia gerente de DRFE, quien será condena en los próximos días. 

Las autoridades confirmaron que Carlos Alfredo Suárez, propietario de la firma DRFE, ya no se encuentra en el país y que sobre él no existe ninguna demanda.

El dinero captado se irá a la dirección administrativa de la Fiscalía donde se constituirá un título judicial por ese monto en el Banco Agrario, en estos momentos el dinero es contado por funcionarios del mismo banco, pues se estima que pueda llegar a superar la cifra entrega de 30 mil millones de pesos.