Para evitar los desmanes de hace ocho días en los alrededores de la plaza de Santamaría, de Bogotá, la alcaldía preparó un operativo de seguridad que mantendrá separados a los taurinos de los antitaurinos.