Un patrullero de la policía, de 22 años, rescató a un recién nacido abandonado en el sur de Bogotá. El bebé, de tres días, estaba en una bolsa plástica que dejaron en un antejardín.

El turno de guardia en el CAI 20 de Julio de Bogotá le permitió al patrullero Fabián Ortiz, lograr el más importante de sus hallazgos en su corta carrera como Policía. Encontró a un recién nacido de tan solo 4 días, que había sido abandonado en el antejardín de una casa del barrio Bello Horizonte al sur oriente de Bogotá.

Envuelto entre cobijas y una bolsa plástica el pequeño que aún tenía su cordón umbilical, soportó varias horas de lluvia antes que fuera visto por la habitante de esta casa, que pensó en principio que se trataba de algún explosivo.

Cuando dio aviso a la Policía, el patrullero Ortiz fue el encargado de recoger al pequeño, que de inmediato condujo al Hospital San Rafael de Bogotá.

El joven patrullero Ortiz, de 22 años dice que solo espera a que los responsables del abandono del bebé puedan ser ubicados y castigados.

Publicidad

Aunque le gustaría que el bebé salvado del jardín llevara su nombre, dice que también le agradan los de Jesús o Moisés con el que algunos vecinos quieren bautizar al pequeño que será entregado en las próximas semanas al Instituto Colombiano de Bienestar Familiar.