Los 19 “titanes de la libertad” concluyeron un recorrido de 580 kilómetros entre las ciudades de Cali y Bogotá para reclamar la libertad de los 29 secuestrados en poder de las FARC.

Desde la autopista del sur, los bogotanos acompañaron a los marchantes con banderas de Colombia y pañuelos blancos con la consigna de "¡libertad, libertad!".

Antes de llegar a la capital, fueron recibidos por los habitantes de Soacha con un tapete de pétalos de flor y las autoridades municipales, los condecoraron como héroes. 

En el Coliseo El Salitre al occidente de la capital, fueron recibidos por la cúpula de la Policía Nacional, encabezada por el alcalde Samuel Moreno,     el ministro de la Defensa, Juan Manuel Santos y  el director de la institución, general Óscar Naranjo.

Esta es la segunda manifestación de policías en silla de ruedas este año, el pasado febrero, los 19 policías viajaron desde Medellín hasta el monumento al soldado caído en las instalaciones del CAN en la Avenida Eldorado en la capital colombiana.