Cuando un oficial de la Policía le dijo a su comandante que las patrullas de otros cuadrantes paraban frente a la casa en que vivían los sayayines del Bronx, éste les contestó que lo hacían para ir al baño.

La respuesta proviene del coronel que en ese momento estaba siendo investigado por su relación con los sayayines y que luego enviado a Putumayo, de donde ellos se abastecían.