Con los dolores propios de una larga travesía, pero llenos de ánimo y solidaridad llegaron a El Espinal, Tolima, los quince policías parapléjicos que recorren el país pidiendo la liberación de sus compañeros secuestrados.

Ellos esperan que los secuestradores se conmuevan y que el país recuerde a todos los que aún continúan en injusto cautiverio.