Un video de una cámara callejera de seguridad es fiel testigo de cómo unos ladrones comunes, robaron a dos policías y una fiscal armados.