El secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, aseguró que Gran Bretaña extraditará a Estados Unidos al fundador de WikiLeaks, Julian Assange, para juzgarlo por espionaje.

«Nosotros ya hicimos la solicitud así que él será extraditado a Estados Unidos, donde es procesado por la justicia», expresó el funcionario en una entrevista con el diario ecuatoriano El Universo.

«No puedo comentar más, pero mi gobierno cree que es importante que este hombre que fue un riesgo para el mundo y puso en peligro a soldados estadounidenses sea sancionado por la justicia», agregó Pompeo.

La justicia estadounidense ha presentado 18 cargos contra Assange y solicitó la extradición del activista, quien fue detenido el 11 de abril en la embajada de Ecuador en Londres una vez que Quito le revocó el asilo diplomático del que gozó desde 2012.

La mayoría de las acusaciones se refieren a la obtención y difusión de información clasificada por WikiLeaks, que en 2010 publicó cientos de miles de documentos militares y diplomáticos.

Si es condenado por todos ellos, el australiano podría ser sentenciado a un máximo de 175 años de cárcel.

Publicidad