La Ley de Víctimas que había sido aprobada en la legislatura pasada en el Senado, fue severamente peluqueada en la Cámara.

Con la ponencia de dos congresistas de la bancada de gobierno, parece que la situación de las víctimas y sus familias podría empeorar, en lugar de mejorar.

El proyecto del Estatuto de Víctimas elaborado por el Gobierno y radicado en la Cámara de Representantes deja a las víctimas en peores condiciones de las que tienen ahora.

“Este texto me parece absolutamente retrógrado y aparte me parece que desilusiona, desconcierta y por supuesto produce mucha desconfianza”

La “perla” está en el artículo 73 de la ponencia, que plantea como “inconveniente” sujetar a las Fuerzas Armadas al control civil.

“Dice que se considera inconveniente que las Fuerzas Armadas estén bajo control civil. ¿Cómo dos representantes a la cámara firman un texto contrario a los principios constitucionales?”

“Significa cubrir con un manto de oscuridad, significa excluir la verdad, excluir la memoria histórica de las acciones de la Fuerza Pública.”

Publicidad

Adicionalmente, la propuesta del Gobierno excluye a las víctimas de los crímenes de Estado. El ponente de la otra iniciativa que ya inició su estudio en la Comisión Primera de la Cámara, dio como ejemplo a las madres de los jóvenes desparecidos de Soacha y aparecidos muertos en Ocaña.

 “Tendrían que esperar una condena que podría tardar entre diez y quince años para que les sean reconocidos sus derechos de reparación”

El Gobierno dice que la ley conserva la esencia de lo aprobado en el Senado.

“Queremos el mejor instrumento, se ha planteado un estatuto muy complejo, muy completo”

El próximo martes comenzará la discusión de los dos debates en la comisión primera de la Cámara de Representantes y allí se definirá cuál es el compromiso real del gobierno en torno a las víctimas.