La Sala Plena de la Corte Suprema de Justicia estudiará el jueves la ponencia que respalda la posibilidad de nombrar un fiscal ad hoc para que investigue el escándalo de corrupción de Odebrecht.

La ponencia fue presentada por el magistrado de la Sala Laboral, Gerardo Botero, quien plantea la necesidad de nombrar un fiscal ad hoc para garantizar la transparencia en el desarrollo de todo el proceso.

La discusión se dio luego de que la vicefiscal María Paulina Riveros rechazara la recusación que presentó el director de la Red de Veedurías Ciudadanas, Pablo Bustos para que se declarara impedida en este caso.

En ese documento, aunque la vicefiscal dice que la recusación no procede, señala que por temas de transparencia sería mejor nombrar un fiscal alterno, posición que ratificó durante la visita que hicieron a la Corte Suprema con el fiscal general de la nación, Néstor Humberto Martínez.

El magistrado ponente acogió esos argumentos y propone solicitar al presidente de la República la conformación de una terna para que la Sala Plena elija el nombre del fiscal que asumirá la investigación que se adelanta por los supuestos sobornos pagados por la empresa brasilera Odebrecht.