Según las autoridades, en la capital del Cauca los ciudadanos buscan hacer el quiebre a la norma y acomodarse a una de las excepciones para no quedarse en casa; también reportan que los locales comerciales están cambiando de razón social para poder reabrir sus puertas al público.

En los 65 días de aislamiento que completa la ciudad de Popayán, la Policía ha impuesto 8.676 comparendos a personas que se se encontraban violando la orden de cuarentena.

»Hay otras personas que buscan la manera de evadir, o incluso, buscan la manera de incorporarse a esas excepciones cuando no tienen ningún tipo de justificación», dijo el Coronel Nelson Díaz Pinzón, Comandante Metropolitana Popayán.

A las autoridades también les preocupa que algunos lugares de comercio están modificando su razón social para poder reabrir sus servicios.

»Buscan la manera de acomodarse, acoplarse a las excepciones cambiando la Cámara de Comercio. Ya estamos estamos haciendo la revisión precisamente en coordinación con Secretaria de Planeación Urbanística para revisar los casos que aquí en Popayán se han presentado», añadió el Coronel.

Según el Alto Oficial, entre las personas sancionadas con comparendos existen reincidentes hasta en cuatro oportunidades, ellos se exponen a una acusación formal por violación a medida sanitaria en el marco de la pandemia, delito que se castiga con cárcel de cuatro a diez años.