Un día sin servicio de transporte público vivieron hoy los payaneses luego de la declaratoria de paro indefinido decretada por conductores y propietarios de buses y taxis.

Implementar guardias de tránsito y el alza de tarifa son los puntos más relevantes del pliego de peticiones.

Por la directriz nacional de retirar la presencia de Policía de Tránsito en las esferas municipales, Popayán no cuenta con quién regule y controle la movilidad desde finales del pasado mes de noviembre.

 

 

Por esta razón y nueve más contenidas en un pliego de peticiones, los conductores de buses y taxis decidieron declararse en cese de actividades.

Es por la falta de movilidad, falta de Policía de Transito aquí en la ciudad de Popayán. Nos vemos afectados como gremio transportador ya que se forman unos trancones por la cantidad de carros”, dijo el taxista Ángel Oviedo.

 

 

Los conductores también piden se les faciliten convenios de capacitación y la unificación de las bases de datos para mejorar la calidad del servicio, piden aumento en la tarifa, que está congelada hace dos años.

En medio de una pandemia con toda la crisis de desempleo y en medio de un proceso de reactivación económica sea el momento adecuado para esas alzas”, asegura el alcalde de Popayán, Juan Carlos López.

 

 

Mientras dure el paro del transporte público, la Administración Municipal optó por la suspensión del pico y placa.

A esta hora la mesa de negociación avanza entre líderes de los conductores e integrantes de la Alcaldía de Popayán.