La crítica situación humanitaria la viven cerca de 1500 indígenas embera de las comunidades Antadó y Amparradó en límites entre Antioquia y Chocó.

Allí quedaron confinados y en medio del fuego cruzado por combates entre grupos armados y el Ejército.

Otros 28 indígenas lograron salir desplazados, entre ellos un líder amenazado.     

Vea la noticia completa en el video