La exministra de Transporte, Cecilia Álvarez, fue citada a entrevista por la Fiscalía para que brinde mayor información sobre el por qué autorizó una adición al contrato que se le había otorgado a la constructora brasileña Odebrecht en el contrato de la Ruta del Sol, fase II.

El contrato, que fue adjudicado en 2009, se otorgó por un valor inicial de 300 mil millones de pesos, y aunque en un principio la exjefe de cartera se opuso a dicha adición junto al director de la ANI, Luis Fernando Andrade, ésta fue finalmente otorgada por un valor que triplicó la suma final del contrato, es decir, 900 mil millones de pesos.

Su citación no la vincula en proceso penal y el ente investigador solo la citó en calidad de testigo. Álvarez respondió públicamente a través de su cuenta oficial en twitter: “No he recibido oficialmente comunicación de entrevista ante la @FiscaliaCol, pero he ofrecido toda mi colaboración cuando se requiera”.

Publicidad

De acuerdo con documentos oficiales del Departamento de Justicia de los Estados Unidos, la multinacional efectuó millonarias transacciones fraudulentas a través de una “unidad oculta” denominada “Departamento de Operaciones Estructuradas”, en las cuales se pagaron sobornos por cerca de 29 millones de dólares en diversos países de América Latina y África.