Debido a las intensas lluvias de la madrugada de este lunes y a la poca visibilidad en el kilómetro 58, Coviandes informó que suspenden las labores de remoción en esta zona ya que no existen condiciones de seguridad.

De igual manera, la concesionaria encargada aseguró que el kilómetro 64 tiene paso a un carril con el fin de permitir el tránsito de los vehículos entre Guayabetal y Villavicencio.

“Con la ayuda del radar, los vigías y el personal, tanto del concesionario como de los organismos de socorro, se mantiene el monitoreo de la montaña, de la quebrada Caño Seco y del río Negro respectivamente”, explicó Coviandes.

Cabe recordar que nuevas grietas en la montaña, que se encuentra a la altura del kilómetro 58, prendieron las alarmas este fin de semana. La presencia de estas fue confirmada por el Puesto de Mando Unificado.