Más de 15 mil niños se encuentran afectados en Cali por la polémica que hay entre la firma portuguesa Mota Engil y el Ministerio de Educación por la construcción de megacolegios. Ocho obras se encuentran paralizadas desde hace más de un año.

Actualmente el municipio de Cali tiene en convenio 27 obras con el Ministerio de Educación, de las cuales 24 fueron contratados con Mota Engil.

Hay ocho obras paralizadas, afectando a más de 15 mil niños y jóvenes que a diario tiene que estudiar con escombros al lado. La situación más grave se afronta en dos instituciones al Oriente de la ciudad que fueron demolidas para su reconstrucción desde hace más de un año y hasta el momento no se han iniciado las obras.

Las obras restantes han avanzado pero en pequeños porcentajes, asegura uno de los funcionarios.

La alcaldía de Cali espera que el fondo de financiamiento adelante los procesos de incumplimiento y que estos proyectos sean entregados a otros contratistas.