Según un diagnóstico del Programa de Alimentación Escolar (PAE) realizado por la Contraloría General, la Universidad Nacional y la Red Universitaria Anticorrupción, la problemática más reiterada en gran parte de las regiones del país, en un 37%, es la deficiente infraestructura de los comedores, las deficiencias en la dotación y la falta de seguimiento del mismo.

Por otro lado y casi en el mismo nivel de ocurrencia (35%), no se están cumpliendo los estándares de calidad de la comida suministrada y las cantidades suministradas por parte del operador son insuficientes, dice el diagnostico.

«Los menús no tienen particularidades socioculturales y médicas de los niños beneficiarios del PAE», dice la Contraloría.

Irregularidades en contratación y pagos

También se evidencian, en un 18%, anomalías en el tema de contratos y pagos, también “incumplimiento de las condiciones pactadas con los operadores y deficiencias en los mecanismos de seguimiento y control”, denuncia la contraloría

La entidad advierte que resultan insuficientes los recursos para la adecuada operación del programa y no hay cobertura del PAE sobre el 100 % de los estudiantes.

Foto: Contraloría General de la República

El diagnóstico al PAE se realizó en Bogotá y en 31 municipios de 10 departamentos del país: Bolívar, San Andrés, La Guajira, Norte de Santander, Chocó, Cundinamarca, Quindío, Vichada, Nariño y Amazonas.