El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, pidió la remoción del cónsul de Colombia en Maracaibo, Carlos Daniel Galvis, luego de que se revelara en Venezuela una conversación del funcionario con el asesor presidencial José Obdulio Gaviria.

La conversación no demuestra nada grave para las relaciones, sólo es una rendición de cuentas en tono adulador del cónsul al asesor presidencial… Pero le cayó de perlas a Chávez para intentar desprestigiar a la oposición venezolana, justo el día en que confiesa que buscará otra vez la reelección.

Esta conversación entre Carlos Galvis  Fajardo, Cónsul de Colombia en Maracaibo y el asesor presidencial Jose Obdulio Gaviria provocó la ira del mandatario Hugo Chávez quien públicamente lo hechó de su país.

Durante el acto de posesión del alcalde de Caracas  Chávez dijo que las palabras del cónsul eran muy sospechosas.

Solo dos horas después de las declaraciones de Chávez, el canciller venezolano  Nicolas Maduro, informó que en una llamada, el canciller colombiano Jaime Bermúdez  le anunció que iba a retirar el cónsul. Hasta el momento la cancilleria de Colombia no se há promunciado oficialmente sobre el tema y el cónsul  aseguró que lo que más le importaba en este momento era que le habían violado su derecho a la privacidad.

Más allá de la conversacion de la cual es exagerado concluir una conspiración, lo que queda claro es la imprudencia del cónsul cuando habla de asuntos internos del país que lo alberga. Y su actitud sumisa frente a José Obdulio Gaviria que no es su superior jerarquico ni tiene funciones en el manejo de las relaciones internacionales.

Las declaraciones se dan justo el mismo día que Chavez anunció  que impulsará otra reelección para si mismo.