Hace unos días les presentamos un qué tal esto de un poste que quedó en la sala de urgencias de un hospital… Al respecto tenemos una buena y una mala… La mala es que el poste sigue ahí… Y la buena es que, por lo menos, están buscando quien tiene la culpa.