Varios de los representantes de los sectores productivos más importantes de Bogotá dieron a conocer sus preocupaciones frente a los procesos en materia de movilidad, salud, espacio público, saneamiento básico y hasta telecomunicaciones ya que, según ellos, estarían siendo desconocidas tras las recientes medidas judiciales que han suspendido proyectos estratégicos en la ciudad.

Según los gremios, obstruir los proyectos en este momento representa pérdidas millonarias para las finanzas de la capital, ya que se trata de iniciativas que se han venido desarrollando dentro del Plan Distrital de Desarrollo y han estado acompañadas por los debidos presupuestos, además de haber concentrado el trabajo de los diferentes equipos humanos de la administración durante estos años.

Una de las mayores preocupaciones, que aseguran, es el momento en el que se están impartiendo las órdenes de suspensión, ya que debido a la cercanía de las próximas elecciones de alcaldes y gorbernadores, estas decisiones podrían beneficiar los intereses políticos de unos pocos, desconociendo el daño que se le hace a la ciudad.

“Por el bien de Bogotá, esperamos se actúe con sensatez y se tomen decisiones que beneficien  el desarrollo de la ciudad y la calidad de vida de los habitantes. Paralizar los proyectos en este momento no le hace daño particular a nuestros sectores productivos o a unos pocos, realmente le hace daño a todos los ciudadanos. Eso es lo que esperamos que se tenga en cuenta y para que los proyectos se lleven a feliz término”, dijo Martha Cecilia Moreno Mesa, gerente de Camacol Bogotá y Cundinamarca, uno de los gremios firmantes en el comunicado.

«Tampoco hay que desconocer que este tipo de decisiones que afectan la normal ejecución del plan de desarrollo de la ciudad generan incertidumbre jurídica entre los empresarios, pues afecta la confianza inversionista», añadieron.