Crece la preocupación por el déficit de policías agravado por el retiro de más de 9 mil uniformados amparados en una decisión del Consejo de Estado.

La sentencia judicial que permitió el retiro con pensión de los policías entre los 15 y los 20 años de servicio originó una salida masiva.

La decisión del Consejo de Estado redujo en cinco años el tiempo que debían trabajar los patrulleros para obtener su asignación de retiro.

Adicional al impacto en el presupuesto, hay un límite en la capacidad de las escuelas de formación de la policía que está impidiendo que se remplacen los patrulleros.

La sentencia protegió el derecho a la igualdad de los patrulleros ya que tenían que trabajar cinco años más que los oficiales para obtener su pensión.