La funcionaria colombiana comentó que se deben hacer esfuerzos mancomunados de colaboración entre las naciones que son focos de este delito. “Tanto de los países de origen de estas personas como de los países a donde llegan” comentó María Isabel Nieto.

Uno de los objetivos de la viceministra es demostrar que en su país no existen “carteles de tráficos humanos”. Explicó que “las redes que operan en Colombia son redes pequeñas, conformadas sobre todo por familiares y vecinos, que son los encargados de capturar a las víctimas", añadió.

María Isabel Nieto confirmó que las organizaciones internacionales tipo “yakuza” del Japón, contratan a esas redes que son las que enrolan a sus victimas y también declaró que desde Colombia son enviadas unas 45 mil a 50 mil mujeres al año a países europeos pero principalmente al lejano oriente.

Para Naciones Unidas, la cifra es preocupante si se tiene en cuenta que en este delito el mayor número de victimas comerciadas son mujeres y niñas,  también advierte en sus informes que las cifras a nivel mundial son traficadas 2,5 millones de personas y en solo Latino América 250 mil.

Publicidad

Efe