El rumor sobre la presencia de Ingrid Betancur en el Guaviare tiene un eslabón perdido. Según las informaciones fragmentarias y no comprobadas, la ex candidata secuestrada habría sido llevada por hombres de las FARC al puesto de salud de El Capricho, Guaviare, pero el médico del puesto de salud de El Capricho, el doctor Andrés Terán, no aparece por ninguna parte.

Hoy, el gerente del Seguro Social en el Guaviare habló con Felipe Romero de Noticias Uno.

La verdad es que el médico de El Capricho renunció. Lo hizo, porque se sintió intimidado por los operativos militares, policiales y de la Fiscalía en busca de Ingrid Betancur. Sin embargo, telefónicamente, desde Cúcuta, el doctor Terán le dijo a Noticias Uno que jamás atendió o vio a Ingrid Betancur y que espera mañana entregar un comunicado público con su versión sobre los hechos, es decir, el eslabón perdido del caso, tampoco confirma la presencia, en El Capricho, de la ex candidata secuestrada.

Mientras los habitantes del Guaviare, niegan ante las cámaras  haber visto a Ingrid Betancourt, el párroco de la inspección La Libertad, Padre Manuel Mancera, asegura que ahí estuvo.

Según el sacerdote, los feligreses que la vieron le confiaron su estado bajo el secreto de confesión.

Usando una parábola, el padre mancera aseguró que está próxima la liberación de la ex candidata presidencial.

Eso sí, aclaro, que él no sabe donde está.

De momento, la única persona en el Guaviare que sigue sosteniendo que Ingrid  Betancourt fue llevada a un puesto de salud oficial de ese departamento, es el padre Manuel mancera… nadie más respalda públicamente su testimonio.