De los dineros obtenidos por Conalvías por un contrato para la malla vial de Bogotá habrían salido propinas para funcionarios y exconcejales de Bogotá. Las pruebas se hallaron las cuentas de un directivo de esa constructora.

El gerente de una empresa subordinada de Conalvías, Javier Mejía habría repartido los sobornos, pero está prófugo y por tanto no puede responder el interrogatorio.