El Presidente de la Suprema Corte,  habló sobre las actuaciones del gobierno  y los rumores sobre los supuestos sobornos de  Carlos M. Jíimenez alias “Macaco” en la elección del fiscal Iguarán.

 

Francisco Javier Ricaurte, presidente de la Corte Suprema de Justicia, afirmó estar no sólo incómodo sino también preocupado por las últimas declaraciones del gobierno, que están “buscando deslegitimar y desprestigiar” las decisiones tomadas por el tribunal con respecto a los procesos de la llamada “Parapolítica”.

Entre otras declaraciones, el presidente de la Corte criticó al ministro del Interior y de Justicia, Carlos Holguín Sardi, por no estar asumiendo sus funciones con respecto a velar por la institucionalidad y las garantías que tienen los magistrados para proceder en sus obligaciones.

Ricaurte rechazó las insinuaciones por las cuales el ex jefe paramilitar Carlos Mario Jiménez alias “Macaco” habría intervenido con sobornos para la elección del actual fiscal Mario Iguarán, objetó la idea de reformar las instituciones jurídicas y de crear otra Corte por encima de la Suprema de Justicia para juzgar a  magistrados, congresistas y al presidente de la república.