Ante esta situación, el presidente reconoció que había sido engañado y dijo que la Fiscalía de Medellín es una verguenza.

Muy indignado se mostró hoy el Presidente Álvaro Uribe en su consejo Comunal realizado en Pereira.
“ un desastre, una vergüenza”.

Ese desastre lo atribuye el mandatario a la información que le suministró ese organismo en la capital antioqueña.

“Me dejaron a mi botar corriente en Consejos de Seguridad”.

Y determinó a los responsables de esa botadera de corriente.

“A mi lo que me da tristeza es que esos fiscales de Medellín se hayan dejado corromper, eso es muy grave y me siento frustrado”.

Y también acusó a la Fiscalía por la demora en destituir a los Fiscales.

“Es muy grave que para que la Fiscalía tenga que tomar decisiones, tenga que ocurrir un escándalo de prensa”.

 Y les anunció como debieron haber hecho el trabajo.

“Que no se podía por que se afectaba la investigación…hágalo prudentemente, pídales la renuncia por X,Y, Z razones. (56.38) Trasládelos a otra parte”. 

El más conocido de los fiscales a quien el Presidente calificó como corrupto es  Guillermo León Valencia Cossio, hermano del actual Ministro del Interior, Fabio Valencia, a quien al mismo tiempo le brindo total apoyo y respaldo.