El presidente venezolano, Nicolás Maduro, anunció un aumento de casi 155 % del salario mínimo, el tercer incremento en lo que va del año, en un intento por aminorar el impacto de la hiperinflación que golpea al país.

A menos de un mes de los comicios presidenciales el mandatario venezolano, Nicolás Maduro, quien buscará la reelección, acordó un nuevo ajuste salarial que llevó el sueldo mínimo mensual a un millón de bolívares, que sumado a los bonos de alimentación ubicó el salario integral mensual en 2,55 millones de bolívares.

El incremento salarial entrará en vigencia a partir de mayo y será el tercero del año, tras el de marzo, del 58 % y el de enero, del 40 %. También es el aumento número 44 en los últimos 19 años.

Maduro, quien hizo el anuncio durante un acto en la capital, aseguró que busca ayudar a los trabajadores a enfrentar la “guerra económica” que espera superar de ser reelegido el próximo 20 de mayo.