Luego de que el viceministro de Justicia, Guillermo Reyes, asegurara que los opositores de la extradición de alias Macaco le estaban haciendo un favor al narcotraficante, el presidente de la Comisión Nacional de Reparación, que había pedido el aplazamiento, pidió respeto por las víctimas.

El Presidente Álvaro Uribe le dijo a los magistrados de los altos tribunales que no interfieran en la decisión de extraditar a los Estados Unidos a Carlos Mario Jiménez, álias Macaco.

Y dijo no entender a quienes promueven la no extradición del confeso paramilitar.

Preocupación que exteriorizó el viceministro de Justicia Guillermo Reyes, quien dijo que son los narcotraficantes, los terroristas y los delincuentes, quienes quieran utilizar las víctimas para evitar la extradición de Macaco. Uno de quienes pidió aplazar por 60 días la extradición de Macaco fue Eduardo Pizarro Leongómez, Presidente de la Comisión Nacional de Reparación.

 

Y aclaró que serán los colombianos los que empezarán a indemnizar a las víctimas de los paramilitares, a través de la reparación por vía administrativa anunciada por el presidente Uribe.

 

Las autoridades también anunciaron la creación de un bloque de búsqueda de la policía y la fiscalía,  encargado de ubicar y extinguir las propiedades de los paramilitares, lo mismo que un plan de recompensas sobre el valor de los bienes ubicados.

 

Pizarro Leongómez dejó en claro que de todas maneras hay que extraditar a Macaco, porque es una de las personas que más ha jugado con los beneficios de la ley de justicia y paz.